drenaje linfatico manual

El Drenaje linfático manual, es una terapia orientada a favorecer la circulación linfática. Está especialmente indicada cuando se produce un edema (aumento de la acumulación de líquido en los tejidos)

 

¿Qué es el sistema linfático?

Pertenece al sistema inmunitario de nuestro organismo y está formado por órganos (timo, bazo, amígdalas) ganglios linfáticos y vasos linfáticos que transportan la linfa de los tejidos al torrente sanguíneo.

Los ganglios linfáticos, son pequeños recipientes en forma redondeada, que se hallan en distintas partes del cuerpo: Tórax, abdomen, ingle, laterales del cuello y axilas. No se pueden apreciar en estado normal, y son los encargados de producir células inmunitarias que ayudan a prevenir y combatir enfermedades, es por este motivo que cuando el sistema detecta la presencia de un elemento extraño (antígeno) produce más glóbulos blancos para combatirlo, provocando un aumento de su tamaño, apareciendo el dolor al tacto. Pueden apreciarse sobre todo en el cuello, ingles y axilas.

La linfa es un líquido transparente parecido al plasma, pero contiene glóbulos blancos, sobre todo linfocitos y proteínas. El propósito de la linfa es aportar a las células agua y nutrientes, recogiendo a su vez los productos de desecho de las células.

En estado normal, existe un equilibrio entre la recogida de las sustancias de desecho fruto del metabolismo celular, por parte del sistema linfático y su eliminación, pero existen distintas situaciones que provocan un encharcamiento de esta linfa ocasionando edemas que son necesarios drenar. Entre estas causas están:

Intervenciones quirúrgicas que provocan la extirpación de ganglios linfáticos.

Inmovilidad

Embarazo

Alteración en la pared de los vasos, que permiten la extravasación del líquido.

 

Es en estos casos donde el drenaje linfático cobra mayor sentido , en nuestro centro utilizamos el método VODDER que consiste en un masaje manual, combinando técnicas de bombeo, pases, presiones, círculos y arrastres suaves y lentos que no deben ocasionar eritema (enrojecimiento de la piel) ni álgias (dolor), este tipo de masaje se realiza sin crema, ni aceites y su finalidad más importante es ayudar a canalizar la linfa hacia sus depósitos naturales, los ganglios, esta evacuación favorecerá la circulación linfática profunda. Siempre se realiza de proximal a distal, estimulando los ganglios linfáticos.

La acumulación de líquido se evidencia más en zonas distales como los tobillos, ante pié o a nivel general en brazos y piernas. Al presionar sobre la zona aparece una fóvea (huella) a la que le cuesta desaparecer. En estado normal al presionar sobre una zona del cuerpo la recuperación de la forma del tejido es inmediata.

El drenaje linfático también está indicado en caso de dolor ya que:

 Tiene un efecto sobre los nocireceptores o receptores del dolor, además al evacuar sustancias tóxicas que también desactiva las terminaciones dolorosas.

 

Tiene efecto relajante por lo que también produce una analgesia.

El drenaje tiene indicaciones sobre todo en los casos de:

Edemas después de una intervención quirúrgica

Edemas después de un traumatismo

Hematomas

Intervenciones quirúrgicas estéticas: liposucciones y todas las que cursen con edemas y hematomas.

Varices

Embarazo: nunca sobre el abdomen y siempre que no existan contraindicaciones por parte de su médico.

Linfedemas: por mastectomías

 

 

gallery/f8bf10a769d2cd57130fe1066814593c